El Gobierno penalizará a quienes generen su propia electricidad

See on Scoop.itAmor Tierra Gaia

La situación del autoconsumo energético, producir tu propia energía mediante paneles fotovoltaicos o minieólicos y consumirla, no tiene un panorama muy halagüeño. El borrador de decreto de autoconsumo que el Ministerio de Industria ha remitido a la Comisión Nacional de Energía (CNE) contempla un nuevo peaje denominado “de respaldo” por el que se cobrará por la energía generada y consumida en el mismo edificio, es decir una energía que no ha salido a la red pública y por tanto no la ha utilizado.

“Este peaje es la válvula de regulación de la que va a disponer el Gobierno para fomentar o no el autoconsumo según convenga”, aporta un experto en energías renovables consultado. “Se reducirá o aumentará en función de la evolución que se produzca”, añade. Uno de los grandes miedos de las grandes eléctricas es que la autogeneración se descontrole y el sistema actual se venga abajo. Según cálculos de la Unión Española Fotovoltaica (UNEF), el “peaje de respaldo” que se pagará por generar tu popia energía en un domicilio será un 27% más alto que si se opta por el consumo convencional.

La Comisión Nacional de Energía tiene 15 días para examinar el proyecto de decreto y emitir un informe que se tendrá en cuenta pero que no será vinculante. El documento elaborado por el Gobierno del PP tiene en cuenta las bondades del sector renovable y la eficiencia energética, así como las múltiples directivas europeas que los promueven, sin embargo no esconde que que se busca una “evolución gradual” que no atente contra el conjunto del sistema eléctrico.

See on sociedad.elpais.com

La mayor #bancarrota en la historia de Estados Unidos: #Detroit presenta suspensión de pagos

See on Scoop.itAmor Tierra Gaia

La petición de bancarrota tendría como consecuencia inmediata la caída de contrataciones y gastos municipales al mínimo necesario, lo que ha provocado críticas y peticiones para que la que fuera una de las capitales más boyantes del mundo venda muestras de su antiguo esplendor, como sus colecciones de arte o edificios.

La capital mundial del motor lleva en caída libre desde los noventa. A las nefastas gestiones de sus alcaldes se sumó en 2008 la crisis financiera, lo que terminó por condenar a la suspensión de pagos a una ciudad que fue el símbolo del poder industrial estadounidense.

La ciudad ha perdido un 60% de su población desde los años cincuenta, hasta llegar a los 700.000 habitantes —de 1,8 millones que tenía en 1950—, mientras que solo entre 2000 y 2010 experimentó la salida de un cuarto de sus habitantes, con algunas zonas urbanas convertidas en barrios fantasmas.

Además de la caída de contribuyentes y de ingresos, el desempleo, la salida de negocios y empresas ha provocado que las arcas de la ciudad no puedan ingresar lo suficiente para mantener sus compromisos y los gastos de servicios públicos.

See on economia.elpais.com