La CEOE tiene nuevas propuestas de esclavitud para vosotros

See on Scoop.itAmor Tierra Gaia

Despertar_BCN‘s insight:

Joan Rosell, -este hombre de la foto con cara de Enrique San Francisco (Tinin de Cuéntame)-, debió ganar un par de concursos a la creatividad, pero ninguno a la cordura. Intenta seducir al Ministerio de Trabajo, proponiendo la creación de un contrato sin horas. Es decir, contratar a una persona sin determinar cuantas horas trabajará a la semana; 10, 30, 22, 40… qui lo ça?
Por tanto, vamos a hacernos una idea. Pagamos 400 de alquiler (como mínimo), con 150 de suministros, 300 de comida y 100 de transporte. 950 € mensuales. Con mi contrato de 1.000 euros, trabajando como un cerdo sin quejarme, aún me sobrarían 50 euros para cañas, aunque también podría ser que me pusiesen una multa de aparcamiento y ese mes las cañas me las tomo del super, y siempre renunciando a la carne tres días a la semana. (Esto es una crítica a los salarios mileuristas, por si alguien no lo había notado). Pero claro, si ahora resulta que nadie me asegura que trabaje las 40 horas semanales, y puede que una semana sólo trabaje 25 horas, ganaría 625 euros. FAIL, no me llega, no podría pagar las facturas, me cortarían el agua,- o lo que es peor; internet-, telefónica me incluiría en el registro de morosos, y por último, me echarían del piso.

Lo siento Sr. Rosell, piense otra cosa, esta no me sirve.

See on www.justiciazero.com

Anuncios

Interné

293414_350537831695316_1598299169_n

Te han dado un despacho virtual, tu “laptop”. Una maquina que te mantiene enchufado y te hace sentir importante. Que estas haciendo algo importante.

Te han dado el periódico gratis, ya no hace falta que bajes a comprarlo. Lo tienes en versión “digital”, en interné.

Te han dado infinitas posibilidades de auto engaño en sueños de negocios millonarios virtuales, ya puedes hacerte rico en un plís.

Te han dado comida barata a 3.99€ en mecdonald. No es muy nutriente, pero no pasa nada, sobrevivirás hasta los 70.

Te han dado la ilusión que tu también puedes llegar a ser importante, responsable, aunque siempre serás el peón de un ajedrez enorme, solo cuando estas metido hasta al cuello te darás cuenta de lo que implicaba, de la letra pequeña.

Te han dado un hogar, y ahora te lo están quitando. Te han dado el bienestar, pero ahora sientes que se está rápidamente esfumando.

Te levantas con muchas ideas para compartir, lo que sientes, lo que te mueve por dentro. Pero una vez que te enchufas a interné, te olvidas de todo y empiezas a navegar sin una meta precisa.

Tu cerebro se traga rápidamente terabytes de información y pierde su autenticidad, su naturaleza genuina.

Interné, el portátil, las redes sociales son un mecanismo de esclavitud virtual que está pensado para tenerte manso, informado y tranquilo. Para quitarte aquella gana de rebelión que cada día te inquieta más. Para callar aquella sensación profunda que tienes de gritar. Contra las injusticias. Contra las falsedades. Contra la corrupción. Contra la desigualdad. Para hacerte ver que puedes convivir tranquilamente con lo que sientes, que todo el mundo lo hace, que tu también puedes, que no pasa nada si te conformas y miras por el otro lado, todo el mundo lo hace.

Siempre tendrás interné, donde puedes gritar, desahogarte, denunciar…